Es hora de ir más allá del sistema legado


Por el equipo de Walkme


En el mundo de TI, un sistema legado se refiere a un sistema de TI que está desactualizado, pero que aún está en uso por una organización.


El software o el hardware inevitablemente quedan obsoletos, lo que significa que incluso las herramientas de TI más avanzadas de la actualidad eventualmente se convertirán en sistemas legados. Hay una serie de problemas asociados con el uso de estos:


1. Mala seguridad: Aparte de la seguridad inherente que viene con las plataformas locales, los sistemas más antiguos a menudo se vuelven más vulnerables con el tiempo. Por un lado, la tecnología más nueva se vuelve más sofisticada, mientras que las medidas de seguridad de los sistemas legados se vuelven más obsoletas. El problema de seguridad más apremiante con los sistemas legados es la autenticación. Estos sistemas dependen en gran medida de la autenticación basada en contraseña, que se viola fácilmente. Las soluciones de autenticación sin contraseña son más seguras y convenientes, pero adaptar los sistemas legados para usarlas requiere mucho tiempo y es costoso. Otro problema es que el soporte para sistemas más antiguos tiende a disminuir con el tiempo, lo que significa que no se abordan las vulnerabilidades de seguridad.


2. Mala integración: Los sistemas de TI operan dentro de ecosistemas digitales y, a medida que pasa el tiempo, los ecosistemas digitales cambian. Las herramientas más nuevas tienden a ofrecer cada vez menos compatibilidad con los sistemas más antiguos y, a menudo, es necesario gastar más recursos para integrar los sistemas antiguos y nuevos.


3. Falta de velocidad y agilidad: La integración deficiente y las operaciones aisladas reducen la capacidad de una organización para adoptar nuevas herramientas, crear nuevos procesos y tomar decisiones ágiles, todo lo cual es esencial para sobrevivir en la era acelerada de hoy.


4. Aumento de los costes de mantenimiento: Al igual que los automóviles, los sistemas legados requieren más mantenimiento a medida que envejecen. Además, al igual que los automóviles, estos pierden valor. Dado que nunca pueden adaptarse o evolucionar, solo disminuirán su valor, al tiempo que agregarán responsabilidad y riesgo. Con el tiempo, casi todos los sistemas se convierten en sistemas legados y, aunque la migración es un paso esencial, las empresas aún se ven obligadas a utilizar sistemas legados por diversas razones.



¿Por qué mantener un sistema heredado?


Los sistemas legados son inevitables por varias razones:


  • Resistencia al cambio: La resistencia al cambio es común frente a los cambios de la norma, cualquier cosa entre la adopción de tecnología y el cambio organizacional. Esto a menudo se debe al miedo o la inercia y puede hacer que sea difícil alejarse de la tecnología antigua y familiar.

  • Incapacidad para demostrar el ROI: Otro motivo de vacilación, a menudo con las tecnologías más nuevas, es que puede ser difícil demostrar el ROI. Muchos líderes empresariales desconfían de invertir en modas tecnológicas, lo que puede hacer que esperen hasta que una herramienta o sistema en particular se convierta en la corriente principal. Sin embargo, esperar demasiado solo hace que las herramientas existentes envejezcan y se vuelvan menos relevantes.

  • Desafíos técnicos: A medida que los sistemas más antiguos se vuelven menos comunes, también lo hacen aquellos con las habilidades para trabajar con esos sistemas. Esto solo puede hacer que sea más difícil y costoso migrar a sus empleados lejos de ellos.

  • Alteración de la productividad: La adopción de nueva tecnología requiere aceptación por parte de la fuerza laboral, así como programas de capacitación y apoyo a los empleados. Si los esfuerzos de adopción digital no se manejan de manera efectiva, el cambio disruptivo puede afectar la productividad y la moral de los empleados, lo que puede afectar el ROI del software.

  • Coste de la migración: Aunque mantener los sistemas legados puede ser costoso, también lo puede ser la migración. El costo de la migración puede resultar en un ROI más alto y costos de propiedad más bajos con el tiempo, pero las inversiones iniciales pueden ser un desafío para muchas organizaciones.

En resumen, las empresas suelen utilizar sistemas legados porque no tienen otra opción. Si bien es probable que a todas las organizaciones les encantaría mantenerse a la vanguardia de la tecnología, los costos de migrar simplemente serían demasiado altos en muchos casos.


Migrar más allá de los sistemas legados


En la era de la transformación digital, migrar a sistemas de TI más nuevos se ha vuelto común e incluso obligatorio para las empresas que desean continuar participando en la economía digital. Aquí hay algunos consejos que pueden ayudar a superar los desafíos mencionados anteriormente:


1. Utilizar plataformas de datos integradas: En los sistemas legados los datos suelen estar dispersos en varias bases de datos, lo que puede hacer que la migración sea un desastre logístico. Para simplificar tanto los procesos comerciales basados ​​en datos como la migración fuera de los sistemas legados es una buena idea invertir en soluciones que integren datos de múltiples fuentes.

Los ejemplos incluyen plataformas de datos de clientes, que unifican los datos de los clientes en un solo repositorio, o plataformas de datos unificados, que combinan, almacenan y analizan datos de toda una organización.


2. Adopte un enfoque estructurado para la gestión del cambio: El lado técnico del cambio organizacional a menudo eclipsa el lado humano del cambio, pero el apoyo de los empleados es necesario para impulsar cualquier cambio, incluida la adopción de nuevos sistemas de TI.

La gestión del cambio aborda el lado humano del cambio mediante el desarrollo de estrategias de comunicación, capacitación, incorporación de nuevos procesos y más.


3. Incorporar la adopción digital al negocio: La adopción digital se refiere al estado en el que los usuarios adquieren la capacidad de utilizar el software para su propósito previsto y en toda su extensión.

Tener un programa de adopción digital estructurado e involucrado en el negocio puede simplificar la incorporación, la capacitación y el soporte del software. Los resultados pueden incluir una menor resistencia de los empleados, una adopción de TI optimizada y mejores resultados para la migración de TI.


Da el salto de fe


Migrar más allá de los sistemas legados a sistemas más nuevos, como entornos basados en la nube, puede generar ventajas significativas y ayudar a las organizaciones a evitar muchos de los problemas asociados con los sistemas de TI legados.


De hecho, los modelos como servicio, como los que se ofrecen a través de empresas en la nube, a menudo eliminan por completo la necesidad de mantener ciertos sistemas legados. Después de todo, las herramientas basadas en la nube a menudo se pueden utilizar en todas las plataformas y los proveedores las actualizan automáticamente, lo que minimiza la necesidad de implementación o mantenimiento.