El rol de la comunicación interna para el éxito de las operaciones


La naturaleza de las organizaciones se presta para que las relaciones entre los colaboradores dentro de ellas sean flexibles y dinámicas. Así, de las múltiples variables que existen para canalizarlas, la comunicación interna toma un papel relevante.


Este rol, sin duda alguna, cobra aún más importancia en los tiempos de crisis o incertidumbre como los que puede enfrentar una empresa ante una pandemia como el Covid- 19. Sin embargo, es un área que desde hace años ha sido un protagonista, muchas veces muy poco valorado, pero que cuando es potenciado genera grandes diferencias dentro de las empresas.


Sin ir más lejos, Imagemaker en una decisión estratégica durante el 2017, realizó múltiples esfuerzos para robustecer las comunicaciones lo que ayudó a generar impactos positivos a nivel organizacional que lograron reflejarse en una disminución en la rotación, aumento en la satisfacción laboral y apalancar una potente cultura organizacional que caracteriza el día de hoy a los makers. Esto junto con otras decisiones, permitieron un crecimiento inédito de la compañía alcanzando niveles internacionales y le otorgó un respaldo importante para enfrentar sin mayores incidentes la crisis sanitaria del 2020.


Basados en nuestra experiencia, te presentamos algunos consejos que pueden ayudar a impulsar tus proyectos, equipos y empresa a otro nivel, apalancado de una comunicación interna robusta:



1. Habilita canales de comunicación directo:


Es importante que los colaboradores sepan que existen plataformas en las que pueden comunicarse rápidamente con sus líderes y pares. En general, pero especialmente en situaciones complejas, la inmediatez cobra más relevancia y la burocracia no es una opción.


Para que esto funcione bien, es necesario tener una estructura que permita la rapidez y un equipo capacitado para responder y contener las necesidades de los colaboradores.


Tener las reglas de uso de estas herramientas claras es indispensable para no agotar las instancias comunicacionales.


2. Escucha a los colaboradores


Tener habilitado canales de comunicación es solo la base. La idea central de tenerlos es poder escuchar y tener insights importantes sobre los colaboradores que nos pueden guiar, sin necesidad de recurrir a grandes encuestas o auditorías, a tomar decisiones beneficiosas para todos en la compañía.


3. Las personas son lo primero

No podemos olvidar que los colaboradores tienen una vida fuera de lo laboral y que tienen problemas, necesidades, preocupaciones, entre otras variantes que pueden influir en su rendimiento y debemos tomar en cuenta a la hora de comunicar.


Tener un contacto humano, cercano y empático es indispensable para que los colaboradores se sientan a gusto.


4. Información clara, concisa y directa


La incertidumbre es un gran enemigo de un clima laboral óptimo. Una de las (pocas) desventajas que trae el mundo del internet es la sobreinformación que sobrecarga de ruido comunicacional a las personas. Es por eso que el equipo de comunicaciones internas debe ser capaz de sintetizar la información importante a transmitir, de manera clara, concisa y directa.


En definitiva, la comunicación interna se convierte en una herramienta clave para potenciar el círculo virtuoso laboral en el que si los colaboradores están felices, se verá reflejado en su desempeño y por ende se entregará un producto o servicio de alta calidad para los clientes. Potenciarla puede ser un punto de cambio para tu empresa.

TAGS

TOP STORIES

¡Suscríbete a nuestro NEWSLETTER !

Thanks!