Cómo una buena cultura organizacional se traduce en un buen servicio



La industria tecnológica crece a ritmo acelerado y cobra una relevancia importante en el mercado, generando paralelamente dos desafíos importantes para aquellas empresas que quieran destacar en el rubro: diferenciación en el servicio y la atracción del talento digital necesario para lograr entregar un servicio de calidad.


En un panorama complejo en el que existe mucha competencia y demanda por equipos competentes, es necesario contar con una estrategia de cultura organizacional robusta que tenga en el centro a los colaboradores e incentive un círculo virtuoso en el que la satisfacción de las personas se traduzca en la entrega de un servicio de máxima calidad.


Al respecto, Irene Monge, Culture Ambassador de Imagemaker comentó: “Tener una cultura centrada en las personas permite a los equipos de trabajo funcionar bajo una misma sintonía posibilitando un ambiente de trabajo donde el compromiso impera sobre sus responsabilidades. Los colaboradores, al tener una conexión y facilidad de comunicación, cooperan entre sí para obtener excelentes resultados. Asimismo son personas con un mayor empoderamiento, auténticos y con perspectivas más amplias acerca de lo que deben cumplir para entregar no solo un buen servicio sino también un valor agregado”.


Las personas pasan aproximadamente el 30% de sus vidas en el trabajo, por lo que crear un ambiente de trabajo en el que los colaboradores se sientan alegres y optimistas puede generar beneficios a cualquier empresa. Te compartimos algunos consejos pueden elevar tu estrategia cultural:


1. Desafíos


Los desarrolladores aman los retos y desafiarlos con libertad generará un compromiso y engagement que la organización necesita.


2. Líderes


Para lograr lo anterior, es clave tener un buen líder que promueva el desarrollo de la persona potenciando sus necesidades y destrezas.


3. Involucrar con objetivos


Asimismo, es importante transmitir claramente cuál es la contribución que hace para el logro del propósito y cómo su trabajo impacta en el éxito de la organización.


4. Espacios de feedback


Estas instancias tienen 3 objetivos principales: mejorar la productividad, empoderar a las personas y generar un sentido de pertenencia en la empresa. Mira tips para entregar un buen feedback.


5. Balance entre lo laboral y lo personal


Una de las cosas más valoradas y buscadas por los talentos en las empresas es la posibilidad de tener un balance entre vista laboral y personal. Respetar horarios, ser flexibles, tener beneficios de tiempo y pensando para los colaboradores y sus familias son puntos claves.


6. Espacios de relacionamiento


Las organizaciones son redes dinámicas de relaciones. El entorno de trabajo incide de forma directa en los resultados, según un reciente estudio de LinkedIn, el cual reveló que tener buenas relaciones laborales es sinónimo de felicidad para el 46% de los trabajadores.


En la actualidad la calidad de servicio es un factor clave de éxito, además, se convierte en un elemento estratégico que confiere una ventaja diferenciadora y perdurable en el tiempo para aquellas que logran alcanzarla.